martes, 12 de noviembre de 2013

DENIA



http://juanjosepedro.blogspot.com.es/2012/09/es-una-acuarela-de-hace-unos-anos-en.html
Crédito de la imagen


Los invisibles ojos de la diosa
avistaban los días y las embarcaciones
desde tu nombre griego.
Pero hoy,
Arthemisium Hemeroscopion,
nadie recuerda ya tu viejo nombre
pleno de milenarias resonancias:
pleno de sal, de luz,
de míticos periplos,
de oscuros navegantes
y de mercaderías.
Si todo fuera un sueño,
si no existiera el Tiempo y sus heridas,
y si nada pudiera contra el hombre y sus fuegos...
Pero el Tiempo es un viento que consume los fuegos,
arrasa las culturas,
disipa las ciudades
y a ti te ha concedido la indulgencia
de conservar tus albas luminosas
y tus tiernos crepúsculos.
Lo demás, nada:
tarjetas postales, tablas de surfing,
folletos publicitarios
y económicos apartamentos con vistas al mar.
Aquí, donde los ojos de la diosa
-un sedimento de melancolía
temblando en las pupilas-
avistaban los días y las embarcaciones,
Arthemisium Hemeroscopion,
desde tu nombre griego.


Islas, 1991
(VII Premio "Ángel González" de poesía)


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias. Me alegra que te guste. Apertas con morriña.

      Eliminar
  2. Me encanta cómo guardas las cenizas del Tiempo. Precioso. Un volver a leer-lo-te.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te encante, Paco. Un abrazo grande en estos días en los que todo acaba y todo vuelve a
      comenzar.

      Eliminar
  3. Desde tu nombre latino, un poema sin mácula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Blanca. No sabes la ilusión que me hacen tu visita y tu comentario.

      Eliminar